Por fin tus zapatos organizados….¿¿con archivadores de oficina??

¿Habéis ido a buscar unos zapatos y no los habéis encontrado? ¿Los guardáis y luego no sabéis lo que tenéis?

Pués en el vídeo de hoy….te enseño a hacer un super zapatero utilizando archivadores de cartón. Lo podéis hacer tan grande como queráis, decorarlo como más os guste y encima podéis ver siempre ¡¡lo que hay dentro!!

fullsizerender

Así que…¡a ver el vídeo que te enseño como hacerlo!

Y muchas gracias! ¡Gracias a vosotras he organizado por fin mis zapatos!

Anuncios

Pintamos cajas con flores vintage.

image image

image

¡Qué me gustan a mí unas flores!

Aún recuerdo como si fuera ayer, en un viaje a Londres, entrar en una ahora conocidísima tienda (por aquellos entonces en España no existía la marca) cuyo estampado de flores estaba en todo tipo de artículo, algunos inimaginables para mí hasta el momento. El mismo estampado lucía igual de bonito en unos tenedores, una colcha de cama, un papel de empapelar, un palo de escoba o un cepillo de dientes.

Como muestra me compré un neceser que aún me acompaña en todas mis escapadas (me encanta esta frase, aunque tooooodas mis escapadas se limiten a dos al año… y una de ellas sea a casa de los abuelos por Navidad…)

Pues bien, aunque me defina como aprendiz de todo, maestra de nada, jamás hasta ahora me había atrevido con las flores.

Pero como para todo existe una primera vez, en el tutorial de hoy os dejo con mis primeras flores, pintadas a golpecitos, en un minuto y con un resultado súper vistoso!

Espero que os gusten tanto como a mí!

Preparando un regalo súper low-cost…

image imageimage

y nos damos un respiro.

Más que un respiro, os aconsejo llenar mucho los pulmones, porque en cuanto nuestro día de los Santos pase, las calabazas y disfraces de Halloween dejarán paso a los turrones y mazapanes, ya que en pocos días será noviembre, ¡¡y en dos meses Navidad!!

Así que, despejo las telarañas, y os enseño una manualidad que bien puede servir para hacer un regalito súper low-cost.

Os enseño en dos minutos a pintar unas simples cajas de fruta, de cuatro formas distintas. ¡¡Fácil, fácil!!

Siete vidas tiene un gato….

image

excepto en mi casa.

Sobre todo porque no tengo gato. Y no es porque no me gusten los animales, que me gustan, sino porque tengo una alergia tremenda al pelo de los felinos. Mis hijas, pese a todo, lo intentan un día si y otro también, pero esta patología mía (que prometo no es una mandanga inventada) me hace ser inflexible.

Pero a lo que iba, en mi casa lo que tiene siete vidas es todo lo demás. Como un cambiador de dormitorio que después fue un aparador con cajones y está en la cocina. O unas cortinas que mi hermana tiró, mi madre rescató, un año más tarde puso en su terraza, vio que no valían y las guardó. Hasta que otro año vio que a otra hermana, o sea yo, le venían bien para hacer un toldillo, y en mi casa colgadas están. Pero como sobraba una (había cuatro paños), con ella he hecho una funda blanca para cubrir un puf rojo (también rescatado), que no pegaba nada en mi salón blanco y verde.

Así que, ni que decir tiene, que guardo todo tipo de todo, que espera paciente a vivir su segunda, tercera… o séptima vida.

Hoy han visto la luz dos cajitas de caramelos de plástico…..

A ver qué os parecen.

Tic tac….. Ya no hay marcha atrás

image

Tan sólo un día laboral…. Y volverá la rutina a mi vida. Mientras tanto aprovecharemos el fin de semana para terminar de preparar la tan ansiada vuelta al cole, y terminar de cuadrar agendas de trabajo de la madre con actividades de las hijas, porque como dice mi amiga Belén….. Esto de la conciliación es una risa.

Envolvámonos de purpurina en lo que llega el momento!