Mi Chiquirritina

Como mi heredera mayor ha estado divirtiéndose pintando llaves, la chiquirritina también quiere su ratito de atención. Ha venido con el manojo de llaves y me ha explicado…

“Ya están las llaves. Me voy a llevar las de mi casa que si no mañana no puedo abrirte.¿Dónde están las de mi coche?” (En voz baja al oído me dice: “De mentira es mi coche pero luego es el tuyo de verdad ¿vale?) Entonces mi chiquirritina va una a una describiendo de dónde son todas las llaves.

“Esta es la llave del cajón de los papeles, esta la de los discos, esta la de los pinchos, esta la de los muñecos pequeñitos esos que son los zombies y que creo que no te gustan, pero bueno, esta es la del ordenador, esta de un boli que tiene cerrradura y esta pequeñita… es de mi hija. Y mañana abro mi casa y tú las demás cosas ¿vale? Bueno adiós.”

¿Yo abro lo demás? Pues ya me ha dado tarea, aunque sea dentro de su juego… siempre igual.

Anuncios

En lo que llega el cole… (Llaves personalizadas)

image

Llego a casa y no puede haber más cosas fuera de su sitio, no sólo tooodos los juguetes habidos y por haber por los suelos de toodas las habitaciones, (mi hermana que me hace la cobertura en lo que yo trabajo siempre que puede y todo el mes de agosto me mira compungida. “No doy a basto” dice. “En lo que hacía la comida…” “Ya hija ¡qué me vas a contar!”), sino que ahora, debido a los nuevos experimentos de mi botiquinera, también había manchas de pintauñas de colores irreconocibles aquí y allá.

En positivo ¿no? Como dicen los psicólogos. Pues tomándomelo en positivo hemos preparado esta manualidad preciosa de “decorar llaves con pintauñas” en la que mi niña ha estado interesada, entretenida, creativa… Aquí está el video para que veáis el proceso.

Necesitamos:

  1. Esmalte de uñas de varios colores
  2. Un aplicador (A falta de él, hemos improvisado uno con una pintura vieja a la que hemos clavado un alfiler. Utilizaremos la cabeza del alfiler – la parte plana – para tomar y aplicar el esmalte)
  3. Cinta de carrocero
  4. Las llaves que queramos decorar

Protegemos la parte de la llave que se introduce en la cerradura con cinta de carrocero y pintamos el resto del color que elijamos. Damos un par de manos y, cuando esta base esté seca, vamos haciendo puntitos en forma de flor con el aplicador. Flor, nube, topos… lo que se os ocurra.

Espero vuestros comentarios y fotos ¡seguro que vuestra originalidad mejora mi propuesta!

Mechas Californianas con “bayeta finish”

2. Mechas tiza

¿No os decía yo ayer que iba a proponer actividades “low cost”? Pues en esto, he descubierto que las hijas superan a la madre. Hoy al llegar a casa mi hija mayor me ha enseñado las mechas Californianas azules que se ha hecho… ¡con tiza! Si es que a imaginación no le gana nadie a esta niña con vocación de botiquinera.

Claro que… viendo el estado en que está cepillo del pelo, os podéis imaginar cómo ha quedado el lavabo, la mesa, el vestido que llevaba puesto…

Ay, ¿llegará el día en que no tenga que ir, bayeta en mano, detrás de ellas arreglando desaguisados?

______________

Didn’t I tell you yesterday that I was going to suggest “low cost” solutions? In this, my daughters are much better than me. Today, my daughter showed me the Californian highlights that she made herself by using… blue chalk! This girl has a wonderfully fruitful imagination.

But… as you can see – in the picture – the state the hairbrush is in, you can also imagine how the washbasin, the table and the dress she was wearing are.

Will there be a day when I won’t have to follow them with the wipe?

Tareas para padres y madres

1. Agenda

Empieza un nuevo curso escolar y una nueva andadura con estas dos pequeñuelas que…, como decían en La Tonta del Bote de Lina Morgan (vaya desde aquí mi sentido homenaje a esta película que vi miles de veces en el VHS de casa después del cole), de pequeñas te las comerías y de mayores… de mayores te da una rabia de no habértelas comío…

Os doy la bienvenida a este blog en el que os haré partícipes de nuestras andanzas diarias y en el que os ofreceré las soluciones que vaya inventando y encontrando para todos los problemas con los que tropieza una madre trabajadora en la larga senda de un curso que estará, como todos, lleno de festivales, cumpleaños y… fiestas de guardar.

Para ello os haré propuestas “low cost”, sencillas y asequibles.

¡Espero resultaros útil!