Haz yogur en el radiador en una noche

De mi infancia tengo el recuerdo del olor de yogur al entrar en la cocina las mañanas de invierno. Como me gustaría que mis niñas tuvieran esta experiencia, y además que aprendan que no todo hace falta comprarlo, he preguntado a mi madre cómo lo hacía para hacerlo y contároslo.

img_9193

También recuerdo el primer Aldi que abrieron delante de la estación (las letras eran amarillas y marrones), y cómo los viernes íbamos a recoger a mi hermana mayor al tren porque venía de Madrid donde estudiaba en la universidad. El viernes era mi ilusión de la semana porque, además de ver a mi hermana a la que echábamos de menos, entrábamos a comprar yogures de sabores que no había en otros sitios, por ejemplo, los de frutas del bosque y también los Dalki, y nos los comíamos viendo el Un, Dos, Tres.

Así que, en este vídeo he unido estos dos recuerdos. Veis a Martina preparando pacientemente los yogures que se dejan cuajar encima del radiador y les ha añadido frambuesas para darle ese toque, tan exótico entonces y tan asequible hoy en día (como tantas otras cosas).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s