Si a menudo no sabéis donde están vuestras gafas….

… ¡tenéis que ver este vídeo!

Este fin de semana, me he ido a ver escaparates (esta frase es típica de mi madre), y cuál ha sido mi sorpresa cuando he visto que los cordones para gafas ¡¡¡están de pura actualidad!!! Sobre todo para las gafas de sol… ¡¡que alegría de verano!! ¡O puestas o colgadas! ¡Teniéndolas siempre localizadas!

Rauda y veloz me fui por mis tiendas de chinos de Tirso de Molina, a comprar cordones, enganches y todo lo que se me ocurrió para ponerme manos a la obra (aunque luego he visto que todo lo que compré lo tienen también los chinos de mi barrio).

Este DIY no es fácil, es ¡¡¡¡facilísimo!!!! Se utiliza lo mismo que comprarías para hacer un collar, pero terminando en enganchitos para sujetar las gafas.

Lo mejor: que es baratísimo. Lo súper mejor: que puedes hacerlos ¡¡como más te gusten!! Cintas estampadas, cordones de cuero, bolas de cristal…. ¡¡Aquí te enseño como hacerlos!! Y te dejo que des rienda suelta a tu imaginación….

(Las “chafas” son bolitas metálicas que se pueden aplastar sin romperse para asegurar los collares. Las tienen en tiendas de manuales)

Que me haya enseñado mi hija a hacer jabones…

¡¡¡No sabía que era tan fácil!!!!

Aprovechemos que queda poco para San Valentín.  Que este día es un evento comercial… pues sí, un poco. Pero es un día bonito como cualquier otro para tener un detalle con los que queremos, pareja, madre, amigos…

Y no necesariamente  hay que gastar, o gastar mucho. Veis la foto que he puesto ¿no? Con seis euros de jabón de glicerina me han salido ¡¡59 jabones!! ¡¡Anda que no da para dar y regalar!!